Sherlock: El viejo detective en un nuevo tiempo

El delito, la estafa y las intrigas criminales nunca dejan de existir sin importar la época y la tecnología del momento. Es por eso que en la ficción siguen creándose y perdurando personajes que con su inteligencia y habilidades superiores al ser humano promedio enfrentan toda clase de males poco ordinarios.

Sherlock Holmes es uno de los más populares. Inspirado en el personaje de C. Auguste Dupin creado por Edgar Allan Poe, el detective de Arthur Conan Doyle adquirió identidad propia por una personalidad sarcástica, conocimientos poco comunes para los estándares de la época (no sabe nada de política y filosofía, pero se sabe todos los crímenes escandalosos de su tiempo, la anatomía humana y los tipos de suelo de Inglaterra) y prácticas poco ortodoxas para resolver sus casos como consumir cocaína, recurrir a indigentes como espías y mensajeros o disfrazarse para observar y actuar sin limitaciones.

Holmes es uno de los personajes que más veces ha aparecido en el cine y la televisión, además de haber inspirado a toda clase de personajes como Hercules Poirot, Batman o el Doctor Gregory House, poniéndolo como un ícono indiscutible de la cultura pop inglesa, siendo incluso uno de los primeros casos en los que los fanáticos se impusieron sobre el creador, como cuando por clamor popular, Conan Doyle tuvo que resucitar a Holmes.

Es por eso, que tras el estreno de la versión cinematográfica del detective dirigida por Guy Ritchie y protagonizada por Robert Downey Jr. la BBC decidió realizar en 2010 una versión actualizada del inquilino del 221B de la calle Baker en Londres, creada por el productor Steven Moffat (actual showrunner de Doctor Who y también escritor de la serie Jekyll) y el productor y actor Mark Gatiss y protagonizada por Bennedict Cumberbatch y Martin Freeman como Sherlock Holmes y John Watson respectivamente.

Estos dos actores, son una parte fundamental del éxito que la serie ha tenido a nivel mundial. Cumberbatch ofrece una versión ácida, encantadora, cerebral e hiperactiva de Holmes (que se define a si mismo como un sociópata altamente funcional) que aún en sus momentos más vulnerables o arrogantes sabe ganarse el afecto del espectador, por otra parte, Freeman nos muestra una entrañable versión del leal Watson, que aún a regañadientes, hace todo lo necesario por ayudar a su amigo aún cuando sabe que él suele guardarle secretos y que siempre está planeando algo extraño para no aburrirse con los misterios que enfrentan. Otros personajes entrañables por su escritura como por las actuaciones son el detective Lestrade, Molly, la forense enamorada de Sherlock, su casera Ms. Hudson, además de los rivales intelectuales de Sherlock, como la brillante y letal Irene Adler (Laura Pulver), el desquiciado consultor criminal James Moriarty (Andrew Scott) o el hermano de Sherlock, Mycroft (Mark Gatiss).

Esta versión del detective está situada en el Londres contemporáneo y adapta de manera libre algunas de las historias más emblemáticas del personaje, pero llevando a nuevos rumbos a su galería de personajes. Pasajes del libro como el primer encuentro de Holmes y Watson son llevados a la época de los teléfonos celulares y el rastreo GPS conservando la esencia de la dupla.

Los recursos tecnológicos y las escenas de acción como persecuciones y combates claramente influenciadas por el estilo de Guy Ritchie no son un obstáculo para las historias de cada episodio, que con una duración mayor a la hora los convierten en sendas películas de acción que forman una gran historia que termina de cobrar sentido al final de cada temporada (de tres episodios cada uno).

Tras un año en el que sólo se tuvo un especial navideño que situaba la historia en la Inglaterra Victoriana (y en temas como el movimiento sufragista y la liberación de la mujer), llega una nueva temporada que promete tener más que contar sobre los demonios interiores y exteriores de Holmes. Esperemos que esté a la altura de sus predecesoras.

Sherlock es una serie llena de acción que guía de manera intensa al espectador a través de misterios e historias cruzadas, aunque hay episodios caóticos y redundantes, en general es una gran experiencia televisiva que impresiona tanto a los que desconocen a Holmes y compañía, sólo conocen las versiones audiovisuales o son fanáticos de las novelas y relatos de Conan Doyle.

 

The following two tabs change content below.

RAxel

Latest posts by RAxel (see all)

Deja un comentario.