Reseña: La La Land

El Caballo de Troya de la Academia.

Mucho se dice sobre si esta película merece o no todos esos galardones, tanto los que ha ganado como para los que está nominada, y este macho alfa lomo plateado (con mandíl) viene a darles su opinion objetiva al respecto.

“Los Oscares” (como diría mi estimado chofer del transporte público) de por vida estarán rodeados de polémica, sin embargo estos últimos años, todos esos trapitos, teorías conspiratorias y hasta sectas satanicas dentro de su organización, salen a flote como madera sobre el agua.   Y tal parece que hoy toca el turno a “El Titanic del 2017”:  La La Land.

La mayoría de los caballeros recordarán el calvario de ver Titanic en el cine porque tu novia así lo quiso, tragarte un año entero de escuchar a Celine Dion en el radio todos los días cada hora o hasta ser remplazado por un poster de Leonardo DiCaprio en el cuarto de tu novia.  Pues para su gusto o desgracia, La La Land tiene un efecto muy similar.   La miel corre a chorros por todos lados,  los suspiros y pupilas dilatadas como si de un gato emocionado se tratase por parte de las señoritas, definitivamente será una de las experiencias cinematográficas que los fanáticos/as de el cine cursi, que será comentada durante un muy buen tiempo.

14 nominaciones al Óscar medianamente merecidas.

La La Land para nada es mala, en realidad es bastante buena y teniendo Whiplash como curriculum por parte del director, mis expectativas eran altas. Mi lógica personal gira en torno al esfuerzo, el tema e incluso las locaciones para tener tantas nominaciones,  es un homenaje (con errores muy palpables) a la década de oro de los musicales, esas películas donde cada historia de amor era contada entre baile y canto.   La vida de los personajes gira en torno a la música y la actuación en la ciudad de Los Angeles, cuna del cine americano.   Independientemente de la polémica que genera, es bastante lógico que obtenga ese numero de nominaciones después de ver como cosas como Birdman llevarse 4 premios Óscar y no convencer del todo a el espectador promedio,  pero estar enfocada a el “ser actor”.

Para mi gusto tiene errores o fallos grandes , uno de los más palpables son las enormes lagunas que existen entre cada numero musical, incluso algunos mismos tan cortos que pareciese que intentaron algo y al final no salió,  teniendo que cortar de tajo haciendo el momento anticlimático, las actuaciones secundarias se sienten ausentes a pesar de existir algunos personajes interesantes que podrían añadir más riqueza a la trama.

Tengo un par de días tarareando City of Stars.

Debo admitir que musicalmente es muy grande, y siendo un musical sería una pena que en este apartado no lo fuera.  Las piezas de Jazz  son tan memorables como lo fue Whiplash teniendo incluso más méritos por composiciones hechas sólo para la película, es agradable y escucharlo en Spotify te recuerda los momentos bien logrados de la película.

“Persigue tus sueños, atrévete a todo, #YOLO…”

Es un dato curioso, pero también le puedo atribuir mucho de su éxito es la exagerada cantidad de mensajes motivacionales como si fuera el muro de Facebook de un millenial promedio, esto no es malo,  en realidad juega un papel muy importante para capturar la atención, aunque a veces pareciera que contactaron a su mercadologo de turno para “jalar más chavos”.

Aplauso al esfuerzo, bien merecido.

Ryan Gosling es uno de los actores más aclamados por su carisma y físico, no es de extrañarse que mucho del éxito del filme se deba a el arrebato de suspiros a sus fanaticas/os, nunca me gustó Emma Stone y es en este punto donde mi critica masculina juega un factor importante, más sin embargo entiendo que tiene sus fans.

Dejando su fanbase, tipo de copa y tamaño de pectorales fuera del contexto, debo aplaudir de pie el esfuerzo por ambos actores en su preparación artística, aunque las limitantes se vuelvan obvias, es impresionante ver como Gosling aprendió a tocar el piano en 3 meses para deleitarnos con excelentes piezas aunque parciales, y ver a Stone protagonizar coreografías y canciones con entonación y encanto muy por encima del promedio.

Conclusiones, Lo bueno, lo malo y lo feo:

Lo bueno:  Musicalmente es carismática, el esfuerzo de los actores por aprender baile, canto e incluso piano es admirable y definitivamente no me quito puntos de macho alfa… creo.   Seguiré tarareando su banda sonora por un tiempo pero no creo verme bailando tap o girando en los postes de luz.

Lo malo:  Después de que fuese pecado no verla, no comentarla e incluso decir que no te gustó, se quedó algo corta para lo que me habían contado, quizas mis expectativas eran muy altas después de Whiplash, pero creo que existen mejores musicales y aunque me muera de ganas de decirles que Dancing in the Dark es mucho mejor, posiblemente los millenials me van a querer matar a tomatazos.   Es una película con mucho esfuerzo detrás, pero tibia entre sus competidores.

Lo Feo:  Emma Stone es fea… para mi gusto.   Y también es feo que te cachen cantando Another Day of Sun en la casa mientras lavas los trastes.

Gracias nos leemos luego.

 

The following two tabs change content below.

Killpeek

Entusiasta del ocio en general, papá gamer y quejumbroso en general de la sociedad, mi calvicie respalda mi experiencia.

Latest posts by Killpeek (see all)

Deja un comentario.