Iron Fist y sus 50 sombras de gris.

Suelo ser una persona bastante alejado de lo que se dice políticamente correcto, así que todas esas criticas de ¿por que no es asiático? el hombre blanco domina Hollywood, ¿por que casi no salen mujeres? y demás lloriqueo de algunos “grupos” me tienen sin cuidado, Iron Fist bien podría ser un afroamericano albino con ojos rasgados, mientras el producto final sea bueno yo no tengo ningún problema con detalles insignificantes. Esto viene a relucir por las criticas anticipadas que se le dieron a la serie solo por que Danny Rand es “guerito ojo azul”, así que mi critica se enfoca en el contenido de la serie y no en nimiedades.

Kung fu!

El camino hacia Defenders lucia mas que atractivo, 4 personajes que se juntan al final en una serie para enfrentar un mal mayor creo que a todos nos emociono, pero el viaje no fue tan placentero como parecía en papel. Aun sigo creyendo que las 2 temporadas de Daredevil son obras maestras puras, pero a sus compañeros no les ha ido tan bien como al vigilante de Hell’s Kitchen.

Así que llego Danny Rand, con un origen igual al que vimos en Batman Begins en el cine y mas recientemente en Arrow en la televisión, que si el origen de Iron Fist es así en el cómic y los demás lo robaron primero, tal vez, pero al publico en general le importa muy poco eso y la sensación es que Iron Fist esta tratando de hacer algo que ya ha echo antes, varias veces.

Y el problema no es el origen de niño perdido regresa de la muerte para recuperar una compañía multimillonaria, el problema esta con lo que rodeas esa historia y esta serie esta rodeada de personajes parcos, tanto el héroe como el villano se sienten sin alma, sin personalidad y los personajes de apoyo dicen quítense que ahí les voy, igual o mas sin chiste que todos los demás.

 

Como gelatina sin cuajar

Jessica Jones fue una serie que no me gusto tanto, nunca me acabe de enganchar con su historia, pero al menos el personaje principal tenia cierto encanto, Danny Rand carece de todo eso y en un capitulo es el Zen en persona que habla con frases de equilibrio y control mental como si de instructor de yoga en televisión abierta se tratase y al siguiente es un niño haciendo berrinche como si su madre no hubiera aceptado comprarle un frutsi en la tienda.

Los otros personajes son insufribles, por mas que intentan que su historia sea atractiva todo queda en solo el intento, los escritores te quieren dar a entender que el amigo de la infancia de Danny no es bueno con un flashback donde hace trampa en monopoly (true story), si acaso el personaje mas rescatable es el Jessica Henwick en el papel de una instructora de artes marciales y que acompaña a Danny en su confusa misión.

Sigo sin entender como pasas 15 años entrenado por monjes y solo los primeros capítulos puedes controlar tu temperamento y luego ya no pues por que básicamente así decidieron los escritores. Uno podría imaginarse que por medio de flashbacks podrías saber que le paso al personaje estos 15 años y si, utilizan el recurso, pero siempre es el mismo flashback, toda la serie se la pasan repitiéndote la escena del avión y el momento en que pierde sus padres, nada mas, solo eso. 

 

Ni arma ni viviente

Así que El Arma viviente deja mucho, pero mucho que desear, se siente sin ese algo que te identifique con cualquier cosa que pasa en la pantalla pero no lo tiene, los villanos son la mano mala, la mano no tan mala y el empresario manipulado por las dos manos se sienten tan insignificantes que la sensación de peligro o amenaza real a los personajes nunca esta ahí y esta fabricada nada mas para tratar de darle algo de tensión a la serie.

Iron Fist era el personaje perfecto para llenar la pantalla de artes marciales y coreografías vistosas, si lo comparamos con sus  “amigos” Defenders el es quien ha recibido mas entrenamiento avanzado en  artes marciales  y es una lastima que lo poco que vimos ni siquiera hubiera estado a la altura de lo esperado.  Nunca vemos Kun’ Lun, nunca se siente que es la serie de un super héroe y lo peor, nunca es capaz de atraparte en su historia.

Algo que se da mucho en las series es terminar cada capitulo con un cliffhanger para al menos engancharte con el que sigue, en esta serie nunca pasa eso y no es mas que otro síntoma mas del trabajo tan pobre que hicieron al escribirla.

Así que en conclusión no me atrevería nunca a recomendar Iron Fist, a excepción de a “los nuevos nerds” que les gusta todo por default solo por tratarse de cosas de super heroes.  Una historia boba plagada de personajes sin alma, la formula perfecta para aburrirte por casi 13 horas.

AAAAhh y Iron Fist controla su energía cuando ve dos lamparas rojas que le recuerdan dos ojos de dragón en una cueva, no es broma.

 

The following two tabs change content below.

Mjolnir27

Aficionado a cualquier cosa que lo haga desconectarse de la realidad, sale de su cueva solo si es realmente necesario.

Deja un comentario.