Ghost in the Shell (2017): El staff opina

Luego de haber dedicado dos publicaciones a hablar de la película de 1995 y la serie animada llega el momento de que el staff (Anne Pryde y RAxel) nos den su opinión sobre este remake que desde su anuncio ha dado mucho de qué hablar y discutir.

RAxel

El reto de conservar el  alma

Scarlett Johansson plays The Major in Ghost in the Shell from Paramount Pictures and DreamWorks Pictures in theaters March 31, 2017.

Ghost in the Shell es un ánime que llevabo mucho tiempo en la mira de Hollywood, desde las películas que se influyeron por sus temas y animaciones como por el inminente remake hollywoodense, que llevaba planeandose desde 2008 (si no es que antes) y que tenía nervioso a los fans luego de cosas como lo que le hicieron a Dragon Ball.

Evidentemente un proyecto de este tipo no quedó excento de polémicas y la que marcó a esta cinta fue la controversia racial entorno a las etnicidades de la protagonista y la actriz que la interpreta; ya mucho se dijo al respecto en este caso y coincido con lo dicho por Mjolnir sobre Iron Fist, y aunque personalemente creo que Rinko Kikuchi era la indicada para interpretar a la Major (aquí rebautizada como Mira Killian), reconozco que Scarlett Johanson no lo hace mal, aunque a veces parece muy inestable su rango de emociones (de la frialdad mecánica al impulso irresponsable, aunque puede justificarse por la trama y un guión no tan bueno) cumple dando vida a una mujer desconcectada de su entorno, sólo queda preguntarse qué fue primero ¿ese giro en la guión sobre la identidad de la Major o la elección de la actriz?

En cuanto a su valor como adaptación, esta cinta sabe apropiarse de manera fiel a muchas imágenes y momentos de la cinta original y los productos porsteriores, en algunos momentos las escenas se pueden sentir metidas a la fuerza (específicamente la escena del buceo) aunque en general se agradece que conservaran fielmente momentos como la persecusión del basurero o el paso de los aviones; el mundo futurista de esta cinta aunque lleno de detalles y descaradamente artificioso, sabe pasar muy bien la riqueza de la animación al live action.

Sobre los personajes, Kuze, uno de los antagonistas, es una presencia interesante, su historia no es tan interesante como la del Puppetmaster pero es una buena excusa para desarrollar a la protagonista, además personalmente me encantó cómo actuó Michael Pitt los glitches de su personaje. Takeshi Kitano también desarrolla muy bien al leal al equipo y la justicia,  Jefe Aramaki, aunque al igual que en la cinta original, lamentablemente no brilla tanto como en posteriores versiones. Pilou Asbæk crea a un Batou más visiblemente sensible, alguien que a diferencia de Mira está experimentando poco a poco las ventajas e inconvenientes de su cambio; de Togusa no puedo decir mucho porque no sale mucho y el contrapeso filosófico que es ante la Major por no ser cibernético se pierde totalmente; sin dar muchos spoilers, el segundo antagonista es decepcionante y una suma de clichés.

Esta versión de Ghost in the Shel no es terrible, me parece un acercamiento hollywoodesco más afortunado que otros que cumple con un buen entretenimiento. Como era de esperarse, al pasar una obra tan densa y discutida como es la cinta del 95 por el tamiz de los productores estadounidenses, si te gusta la acción y los efectos visuales espectaculares disfrutarás esta versión, si a tí te preocupa más la historia y sus debates, disfrutarás más de la cinta original, las series y las cintas posteriores. Si ya la vieron ¿qué les pareció?

Anne Pryde
Ghost in the Shell desde una perspectiva neutra

Nunca vi Ghost in the Shell, así que entré a la sala con la única finalidad de divertirme, y aunque me resultó entretenida, sentí que me quedó a deber algo.

Visualmente es una película muy atractiva y la acción se mezcla bien con la historia, PERO, teniendo como único referente de GITS que su principal trama versa sobre qué es lo que realmente nos convierte en seres humanos, la película no me transmitió nada.

Películas “futuristas” como Matrix (que claramente está influenciada por GITS) nos dejan un sabor de “no mames, ¿y si estoy en una realidad creada por una computadora?” e incluso historias menos pretenciosas como terminator te hacen querer aventar el celular, apagar la computadora y agarrar tu radio para no darle tu información a Google Skynet, en cambio, Scarlett Johansson si bien ha tenido actuaciones memorables como en Match Point, parece haberse encasillado tanto en el papel de action woman que es incapaz de transmitir lo suficiente para engancharte con su personaje, Mira no me hace cuestionarme sobre su humanidad ni sobre sus intenciones, ni sobre su sufrimiento, es pues, quizá demasiado convincente en su papel de “ciborg”, las interacciones del equipo de la sección 9 ni siquiera son suficientes para hacerte sentir que son una unidad, quizá lo que más me movió de la película fue Batou pidiéndole a Mira que le diera de comer a los perros.

Mayor pensando: ¿habré dejado la estufa prendida?

Así pues, como espectadora promedio, siento que el problema que afectó a esta película no fue el escándalo del whitewashing sino un guion a medio cuajar que no se decidió ni ser una película de acción, una de temática futurista o una película que buscara crear una conexión emocional con la protagonista, y dicho en palabras de mi novio que es fan de GITS, o haces un tributo al producto original o tomas tu propio rumbo, pero no haces una mezcla mal hecha de ambas cosas.

Y por cierto, espero que no le haya pasado nada malo al perro.

FIN

The following two tabs change content below.

RAxel

Latest posts by RAxel (see all)

Deja un comentario.